martes, 12 de enero de 2016















EL DÍA DESPUÉS DEL FIN DE NUESTRO MUNDO


Hoy tras la resaca de una nefasta noticia,
el mundo es diferente,
la luz es más tenue,
su imagen en nuestras retinas por siempre.



Su devenir fue siempre inesperado,
nos sorprendía cada vez,
pero esta sorpresa no la esperábamos
NO



Viejo compañero de sintonias mágicas,
el polvo de tu estrella será eterno,
tanto como tus ojos felinos,
y tu pelo al viento.



Duerme pequeño príncipe de la Luna,
que ya te velo,
te velamos tantos,
en cada rincón de este viejo planeta
ahora oscuro.



Míranos desde Marte, por favor


Sin ti pero siempre contigo.



@Carlaestasola