lunes, 25 de enero de 2016

Humildemente a #Krakens&Sirenas








Después de dedicarme todos estos tuits, una persona educada no puede dejaros sin respuesta… Es esta:

Tuit 1
de krakens y sirenas ‏@krakensysirenas  24 ene.
Buenos días @Carlaestasola , no sabía si contestarte o no, pero lo voy a hacer

Tuit 2
de krakens y sirenas ‏@krakensysirenas  24 ene.
@Carlaestasola Si no me equivoco antes eras @Carlanoestasola y este es un texto tuyo publicado en el blog:
http://wp.me/p6PwfG-8F

Tuit 3
de krakens y sirenas ‏@krakensysirenas  24 ene.
Por lo tanto a lo que te refieres no debe ser a escribir en krakens, sino a escribir más @Carlaestasola

Tuit 4
de krakens y sirenas ‏@krakensysirenas  24 ene.
Ha habido 4 retos más a los que podías haber presentado tus textos y no lo has hecho @Carlaestasola

Tuit 5
de krakens y sirenas ‏@krakensysirenas  24 ene.
También tienes a tu disposición "la taberna" para ir dándote a conocer cómo hacen muchos otros @Carlaestasola

Tuit 6
de krakens y sirenas ‏@krakensysirenas  24 ene.
Para escribir en krakens no se pide caché, ni tarifa ni peaje @Carlaestasola

Tuit 7
de krakens y sirenas ‏@krakensysirenas  24 ene.
Pero sí paciencia, respeto y saber estar. Que tengas un magnífico día @Carlaestasola

---

Mis queridísimos Krakens y Sirenas,


Tenéis toda la razón e invoco el mea culpa por varias razones, a saber:

Admiro a todos los que están, y subrayo, a todos sin excepción.

En mi modesta opinión el mero hecho de enfrentarse a un Word en blanco implica una valentía encomiable y si para mayor inri se obtiene un resultado de enorme calidad como el que os caracteriza, ya es razón más suficiente para querer formar parte de este excepcional equipo. Por ello, precisamente, en una ocasión participé en uno de los apartados de vuestro blog, ”De principio a fin”, obteniendo 42 votos de los lectores, que me hicieron sentirme muy bien, por cierto.

También mantuve conversaciones vía mail con alguien de vuestro equipo (Carlos) cuya atención fue impecable y que agradezco muchísimo, me mostró la forma de llegar a colaborar asiduamente, sólo tenía que crear un blog en wordpress.com y ponerme en contacto con vosotros. Cosa que a pesar de mi enorme vagancia, hice el blog es Subversión Labial, dicho sea de paso, incluso creo que publiqué un primer micropost, pero…

Y aquí estoy totalmente de acuerdo con vosotros, no se trata sólo de escribir, sino de escribir más, cierto, y ahí reside el problema, precisamente.

Normalmente las musas huyen de mí, se me distraen por falta de atención, siempre por mi parte. Soy inconstante y libertaria, de difícil trato. A veces incapaz de engarzar letras para mi propio blog, dejándole viudo durante largos períodos de tiempo. No quiero ni imaginar el caos que supondría atender ese segundo blog o escribir con fecha límite. Es por ello que aborté la posibilidad de presentar más escritos, aun a mi pesar.

Admito que hay días en los que si la misma escritura me tirase de los pelos no conseguiría retenerme lo suficiente como para escribir más allá de los famosos 140 caracteres o menos a los que he viciado mi vaga forma de escribir, le soy infiel a mi blog con las redes, lo reconozco, y las musas me castigan tomándose vacaciones. Me desespero, dedicándome a mi amante twitter horas de imaginación desagradecida.

Y es que hay que amar la escritura, y mi relación con ella es ligera, aunque la deseo, ella no se deja. Por eso cuando se aleja la respeto, no la retengo, espero sencillamente a que vuelva. Y lo intenta, pero me encuentra ocupada con quien no debo. De nuevo, mi pasión aumenta cuanto más se aleja, porque la quiero libre, esa es mi forma de quererla.

Por eso os sigo leyendo, si me lo permitís, porque a veces es lo único que me queda de aquellos a los que perdí en momentos de torpeza. Todos esos autores que admiro, y que escriben en vuestra casa, que como lectora, considero ya de por sí, un poco mía.

Por eso cuando alguno de mis seguidores me pregunta, mi respuesta es en el fondo, la que siento, que no tengo la categoría, ni la capacidad de sacrificio, ni la calidad de las letras que se precisan para estar entre ellos que son y están los que más admiramos, también como tuiteros, y no lo digo desde el orgullo mal entendido, sino desde la humildad y el respeto.

Gracias por dedicarme un tiempo, que desde luego no merezco. Vosotros si merecéis que os leamos mucha gente, cada vez más.

Gracias a todos por seguir escribiendo, eso hace mucho más llevadera mi ausencia de las letras.

Carla,
Con soledad o sin ella


26/01/2016 a la 1:10