sábado, 6 de septiembre de 2014

Momento de espera





La sal extinta evaporada de tus sienes,
en miles de salvajes besos,
se estrelló contra mis labios.

Todo el silencio servido...

Rodeada por tus brazos
sometiste cada centímetro de piel
a tus antojos

Y fui, sólo ese instante,
de horas eternas
tu más sumisa amante

La espera es la
negación del olvido
para aquellos que han existido,
revelados, en los ojos
de quien les desea






lunes, 1 de septiembre de 2014

Elegía al padre de un amigo, hoy 2/09/2014





Escribo sobre la marcha,
sobre lo que decirte no puedo.

Evoco los instantes contigo,
en un momento en que la tristeza te ahoga,
aun sabiendo que no llegará a tu ojos,
este mensaje de mi boca...

Lo hago porque pasé por ese momento ingrato,
hace ya catorce años y aun me parece ayer,
ella me soltó la mano,
pero se ajustó a mi pecho su latido,
tanto que a veces ya no sé si es mío,
tanto que ya no se si con sus ojos miro.

Suspirarás,
habrá días en los que apenas puedas respirar,
mirarás a tu hija con la intensidad de sus ojos y
sabrás que está muy cerca en esos instantes,
notarás incluso su aliento.

El no podrá abrazarte mas
extrañarás su olor,
buscarás su voz,
soñarás su mirada,
pero el silencio te recordará
que sólo está ya,
formando parte de tu alma.

Los días que vendrán serán duros amigo,
apóyate en los que estén contigo.
Caminarás sonámbulo en pleno día
y tu sonrisa se quedará suspendida.

Pasarán los años y seguirás pensándole
escuchando sus palabras,
contemplando sus ojos en cualquier imagen,
y sólo cuando la pena te arrebate
y el pecho se encoja de dolor,
comprobarás que esos ojos
de nuevo te miran,
desde otros ojos,
aquellos de los que ames.

Nunca se fueron
vivirán de por vida
en tu pensamiento

Se que no te llegará mi abrazo y
aun así, quiero mandártelo.