viernes, 24 de marzo de 2017

Eyaculación








Cuando la espuma de tu mar
brota salvaje inundando
la cueva de mi orilla
en ese momento íntimo
tu magma templado
surte de cientos de erupciones
mis sentidos
provocando
una inundación
que baña nuestras
entradas obstruidas
por la pasión del instante

Me siento tierra
Pachamama ancestral y conciliadora
entre un universo de sistemas.
Raíz de vida no concebida
donde el potente instinto
de reproducción impide
que salgas.

Te acoge y oprime entre
convulsas sacudidas sísmicas
miles de terremotos uniendo dos continentes
no físicos

La marea que finalmente se desborda,
recorre el valle que baja entre columnas "Non Plus Ultra",
derribadas por tus huestes.

Es entonces cuando una calma inmensa
adormece las fronteras y
perdemos la noción de espacio.

El territorio ha perdido sus barreras,
las banderas, los guerreros
han sucumbido a Morfeo
y procuran tomar aliento
para la próxima batalla.

La revancha estará de nuevo
en nuestras manos,
cuando empuñemos de nuevo
el arma mortal
que nos destruye
mientras cambia nuestros rostros
en lascivia y emergen
Eros y Venus desnudos en su apogeo.

¿Quién dijo que no somos dioses de un Olimpo?
Tu por mi y yo contigo
aunque también sin ti

Yo por ti, y tu conmigo
incluso sin mi.

No vuelvas a revivirme
sin mi consentimiento,
o aniquilaré tus ejércitos
anegando tus tierras
rompiendo diques
corriendo

O mejor ven,
que ya no te temo.
Aprendí  a gestionar mis poderes
desde el otro lado de tu reino.

Ahora ya no soy esclava,
ahora, siempre venzo.

@carlaestasola
Madrid a 17 de Febrero de 1017 a las 1:38